lunes, 26 de marzo de 2012

Poema fatuo XXIII

Jugar a Lope para atisbar a Góngora y vislumbrar a Quevedo algún día.
Como jugar a Juan Ramón para atisbar a Aleixandre y vislumbrar a Lorca.

2 comentarios:

Marc Verlén dijo...

Fiat voluntas tua sicut in coelo et in terra.

Un saludo.
Marc V.

Maga Despistada dijo...

:-) ¡Y encima Quevedo te escribió una vez un soneto!